Loading...

La importancia de la rehabilitación y la sostenibilidad como focos primordiales en la edificación.

Es extraño el día que no veamos por medio de las redes sociales, publicaciones de certificados y premios que se otorgan a la construcción de nuevos edificios sostenibles y que aseguran la emisión casi nula de CO2 sobre la atmósfera.

Sin embargo, haciendo una pequeña reflexión sobre el éxito de este nuevo modelo de edificación sostenible, hay que tener presente que el costo energético global del nuevo modelo, tiene más que ver con la vida útil del edificio que con su construcción. Es quizá por ello que tendríamos que replantearnos poner nuestra atención más en los edificios ya existentes que en construir nuevos edificios.

En la primera conferencia mundial sobre el medio ambiente realizada en Río de Janerio en 1992, se dieron a conocer tres aspectos importantes:

  1. La temperatura de la tierra estaba aumentando.
  2. Los combustibles fósiles ya no eran una fuente viable de energía.
  3. Y que el entorno construido debería adaptarse a esta nueva realidad.

«El edificio más verde es el que ya está construido». (Carl Elefante, FAIA)

La población urbana mundial se duplicará para el año 2050, y las ciudades deben encontrar formas sostenibles de adaptarse a este movimiento de masas. Generalmente, vemos que los proyectos de edificios se construyen lo más rápido posible para apoyar el crecimiento, pero estos edificios terminan careciendo de carácter, y hacen que la ciudades se vean cada vez más genéricas. Una solución inteligente y más sostenible sería aumentar la densidad de los centros existentes, así como recuperar las estructuras existentes a través de la remodelación y la reutilización.

Convertir lo viejo en algo nuevo es un proceso desafiante. Requiere de una visión audaz y de un riguroso compromiso con el diseño.

Por lo tanto, habría que considerar la rehabilitación de edificios como una estrategia de la sostenibilidad porque al reutilizar los edificios existentes se desperdicia menos energía, se usan menos materiales y se producen menos residuos de construcción. Las plataformas y organizaciones que contemplan la certificación de nuevos edificios, deberían enfocar también la certificación sobre edificios ya construidos y que se pretenden rehabilitar. Hay organizaciones como Passivhaus que ya lo han empezado a implementar en la rehabilitación de edificios sin embargo hay otras organizaciones importantes que sólo lo tienen enfocados a edificación de obra nueva.

Sin embargo, es una buena noticia que en los últimos concursos, hayan sido premiados varios proyectos de reformas y reutilización adaptada de edificios existentes en lugar de nuevos edificios. Los criterio de evaluación de los proyectos de edificios existentes, fueron muy bien evaluados en cuestiones como son la conservación de energía y la sustentabilidad ambiental. 

El proyecto de reforma de la antigua cervecería de Ortileb, en Finlandia, desarrollado por la firma de arquitectos Kieran Timberlake, aprovechó la forma de ventilación natural del edificio de mediados de siglo para crear una modernización eficiente en el uso de la energía que utiliza estrategias pasivas como la luz del día, la masa térmica y las ventanas operables para reducir la dependencia del edificio en los sistemas mecánicos en un 70 por ciento. Al renovar la estructura existente, la empresa extendió el ciclo de vida del edificio y conservó el carácter histórico de un vecindario que cambia rápidamente.

Un edificio renovado “inteligente” puede hacer cosas que la versión no renovada no podía hacer.

En España sin ir más lejos, se entregaron el pasado año 2018, los “Premios de Construcción Sostenible de Castilla y León”. Las comunidades autónomas con más proyectos presentados en esta edición fueron ademas de Castilla y León, Cataluña , Madrid y Asturias. Se presentaron más de 633 propuestas, siendo el 50% procedentes de la misma comunidad.

En la categoría de tipología residencial unifamiliar, para proyectos de Castilla y León, el accésit recayó en una explotación helicícola y vivienda unifamiliar en Mucientes (Valladolid) y los premios en la rehabilitación de la Casa Meana Prada en Mansilla Mayor (León) y en una vivienda unifamiliar entre medianeras en Carrión de los Condes, (Palencia).

En tipología residencial colectiva el premio fue otorgado al proyecto CITyFIED, Ciudades y distritos del futuro eficientes, innovadores y replicables, demostrador Torrelago, en Laguna de Duero (Valladolid), mientras que el de Equipamiento ha ido a recaer para el Edificio aulario INDUVA, en el Campus Universitario de Valladolid, con mención también para el Palacio de Congresos y Exposición de León.

El proyecto de rehabilitación del distrito Torrelago, consiste en una mejora de la red de calefacción y agua caliente, a través de la sustitución de parte de las calderas de gas por otras de biomasa y de una renovación de parte de los sistemas de distribución y gestión de la energía. Además se abordó una mejora integral de las fachadas, cuyo objeto fue reducir la demanda energética de los edificios y mejorar las condiciones de confort. El Consumo de energía térmica esperado fue de 80 kWh/m2/a, lo cual supone un ahorro del 37%. 

La Conserjería de fomento y Medio Ambiente ha anunciado que la intención de la Administración autonómica para la próxima edición de los Premios de Construcción Sostenible será centrarse en los aspectos de habitabilidad y salud de las viviendas y, en particular en los indicadores medioambientales relacionados con la calidad del ambiente interior, la ventilación y el grado de confort de las personas que habitan los edificios.

El Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, incidió en su intervención  que 

“ Un edificio sostenible debe crear condiciones de vida sana y ser confortable”; así como en el aspecto social de la sostenibilidad que permita la mejora de las condiciones de accesibilidad como factor esencial para la mejora de la calidad y funcionalidad de las edificaciones y, con ello, la mejora de la calidad de vida y la garantía de mayor bienestar para sus ocupantes y usuarios. 

Imagen del resultado del espacio totalmente rehabilitado para la nueva Sede de la Fundación Biodiversidad que aúna importantes elementos de la rehabilitación sostenible.

Para minimizar el empleo de recursos naturales se han conservados paredes, tejas y la cubierta con tejas y vigas de madera, así como algunos pavimentos. También se ha respetado la estructura de los muros y se ha dejado el ladrillo visto de una de las paredes principales. Se mantienen los suelos hidráulicos y de terrazo, molduras de escayola de los locales, restaurando las carpinterías en ventanas, puertas y cierres metálicos.

Se han utilizado:

  • Materiales reciclados y sostenibles para elementos constructivos
  • Climatización y aislamiento con materiales ecológicos.
  • Reutilización del agua de la lluvia.
  • Uso inteligente de la luz
  • Reducción de emisiones contaminantes
  • Mobiliario sostenible.

fuentes:

  • Sede de la Fundación Biodiversidad. construible.es
  • Plataforma arquitectura: ArchDaily

Deja un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fernando Vicente Antón Baeza. Arquitecto Técnico. Colegiado nº 01887.
Telf. 687 73 06 04 - info@fernandoanton.es
Alcalde Josep P. Verdú, 3 - 03560 El Campello - Alicante.
Pintor Lorenzo Casanova, 19 - 03003 Alicante.