Loading...

La rehabilitación como principio de la sostenibilidad en la edificación

Introducción.-

Cuando hablamos de rehabilitación en edificación, deberíamos entender que estamos habilitando de nuevo un edificio a su antiguo estado. Sin embargo, en la actualidad, el uso que se hace del término es referido en muchas ocasiones, a la habilitación de un edificio. Es evidente que cuando un edificio se renueva para conseguir un mayor confort, eficiencia energética y más sostenible, no ha sido restituido a su antiguo estado, sino que ha sido habilitado a mejores condiciones que el estado original.

La rehabilitación como principio de sostenibilidad

Una definición especialmente clarificadora del concepto de rehabilitación es la de “hacer habitable aquello que no lo es“, o “restaurar la habitabilidad perdida“, dado que de una forma u otra, todo sufre un deterioro con el paso del tiempo. En la sociedad actual en que vivimos, es inexorable el deterioro de las edificaciones existentes y por otra parte, surgen nuevas exigencias en materia de confort y bienestar, a medida que ésta evoluciona. En un mundo que no para de producir bienes para el autoconsomo, es primordial lograr un equilibrio entre la humanidad y los recursos de su entorno. Por tanto, debemos tener presente que la rehabilitación tiene en primer lugar, un caracter de sostenibilidad intrínseco, por sí misma y en segundo lugar, los materiales y las técnicas utilizadas en los procesos de rehabilitación deberían ser también sostenibles.

En Europa se ha ido desarrollado en las últimas décadas, un crecimiento demográfico pequeño, con amplios parques de viviendas, calificándose el nuevo suelo para poderlo urbanizar y edificar, generando un gasto excesivo e innecesario de recursos, incluso utilizando a veces, técnicas constructivamente ecológicas.

Hay que tener en cuenta, que el principal componente del consumo energético en la edificación es debido al uso intensivo de las instalaciones (calefacción, aire acondicionado, agua caliente sanitaria ACS, alumbrado, etc); así como el deficiente aislamiento térmico de los edificios existentes.

El segundo componente del consumo energético es el coste energético de fabricación del orden de un 20% del consumo anterior. Su incidencia está fuertemente ligada a la durabilidad: una larga durabilidad rebaja su incidencia anual, por contra una corta durabilidad la aumenta. En España donde la renovación del parque edificatorio es notablemente más corto que en Europa, este último componente ha aumentado en las últimas décadas.

En conclusión, la rehabilitación debe entenderse como un proceso sostenible siempre que:

– La vida útil sea igual o superior al propio edifcio rehabilitado.

– Se asegure que el mantenimiento y el uso de lo rehabilitado suponga un ahorro energético.

– Con independencia que en la rehabilitación se incluyan o no equipamientos e instalaciones de tipo ecológico.

– La rehabilitación será ecológica cuando además se mejore el comportamiento energético del edificio y la calidad de los habitantes.

El coste energético que supone la demolición de edificios existentes y la gestión de los resíduos producidos, inclina aún más el balance a favor de la rehabilitación. Al realizar la evaluación medioambiental de un derribo, habría que tener en cuenta los siguientes aspectos en materia de contaminación:

  • Acústica de la acciónd del derribo.
  • Generación de polvo en el derribo y transporte de los resíduos.
  • Gasto energético y materiales en medidas de seguridad.
  • Consumo energético de la maquinaria del derribo.
  • Consumo de carburantes en el transporte.
  • Contaminación por retenciones de tráfico.
  • Ocupación del suelo con resíduos.

Conclusión

Rehabilitar es siempre más sostenible que edificar nuevos edificios.

  • Rehabilitar un edificio de viviendas, manteniendo la estructura y cerramientos exteriores, donde se sustituya la carpintería exterior, las instalaciones y se mejore el aislamiento térmico exterior, puede suponer un ahorro energético y de contaminación del 60% frente a la construcción un nuevo edificio.
  • Las posibilidades de ahorro energético en el consumo para la climatización en edificios rehabilitados es del 60% del consumo actual.
  • La rehabilitación minimiza los problemas de desarraigo social en las poblaciones con carencias económicas.
  • Implica procesos, sistemas y modos de actuar más sostenibles que en los de construcción de nuevas edificaciones.
  • España es uno de los países en la unión europea con mayor número de pisos por habitante. El 66,5% de los españoles habita en pisos frente al 33,10% que lo hace en una casa. En Francia, por ejemplo, la proporción es a la inversa, 7 de cada 10 franceses vive en una casa por 3 de cada 10 en un piso.
  • Según el último censo oficial de población y viviendas, correspondiente a 2011, España contaba con un total de 25,2 millones de inmuebles, de los que 18,1 millones eran principales, 3,7 secundarios y 3,4 millones vacíos (un 11% más que una década antes). Se calcula que hay unos 2.000.000 de viviendas en mal estado. En materia de eficiencia energética, rehabilitar lo ya existente, supone actuar sobre el 90% de los edificios que son anteriores a la aplicación del Código Técnico de la Edificación y el 60% de las viviendas españolas se construyeron sin ninguna normativa de eficiencia energética.
  • En la actualidad debemos entender la rehabilitación del patrimonio de edificios como un forma de ahorro global de energía, materiales y un recurso de adecuación medioambiental que es prioritario.

La rehabilitación sostenible de los edificios existentes debe ser una propuesta de proyectos de innovación e investigación técnica y formal.

 

Bibliografía: 

  • Eurostat Statistics Explained. Estadísticas sobre vivienda.
  • Introducción a la rehabilitación sostenible_wiki eoi.es
  • Instituto nacional de estadística
  • Rehabilitación energetica de viviendas. WWF_informe 2017

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fernando Vicente Antón Baeza. Arquitecto Técnico. Colegiado nº 01887.
Telf. 687 73 06 04 - info@fernandoanton.es
Alcalde Josep P. Verdú, 3 - 03560 El Campello - Alicante.
Pintor Lorenzo Casanova, 19 - 03003 Alicante.